lunes, mayo 22, 2006

Cepillar


Un cepillo es una herramienta básica en carpintería, hasta el punto que identifica el oficio. Su uso, cuando están bien afilados y son de calidad, es un placer que la implantación de sus hermanos eléctricos ha relegado para disfrute de los que todavía no tenemos prisa. En la foto se observan dos modelos distintos: uno metálico de tradición anglosajona y uno de madera de tradición centroeuropea. El de madera, de la casa Rubí de Molins de Rei, ha sido el clásico con el que se han formado generaciones de carpinteros en Catalunya. Realizan su trabajo con mucha más rapidez y perfección que la que un profano se suele imaginar. Ambos son altamente adictivos!

Se puede observar que se han etiquetado y orientado los listones. Conviene hacerlo, aunque sea, como aquí, de una forma ingenuamente redundante.

3 comentarios:

franvaldemar dijo...

Hola, una pequeña pregunta: Que considerais un cepillo de calidad:
Un stanley bailey, o habria que llegar a ECE o a Lie-nielsen?

Xevi dijo...

A mi entender, cuando ya tienen una cierta calidad la elección es cuestión de gustos. Tengo un amigo que construye cañas de bambú para la pesca con mosca, una obra de arte. No sé si conoces el tema, pero se trabaja el bambú a la décima de milímetro, un trabajo sólo apto para obsesivos. Tiene una enorme cantidad de cepillos modificados y adaptados, la mayoría Stanley, y le funcionan bién. Yo prefiero los de madera, son más ligeros y el tacto más agradable. Una vez acostumbrado, se ajustan a la perfección, sin tornillitos ni historias, no se oxidan y no puedes dañar la pieza accidentalmente. La fricción de madera contra madera es mucho más agradable. Además, casi siempre se pueden reparar (recuperé tres que estaban para tirarlos, los restauré, incluso rehaciendo una cuña y son los preferidos de mis alumnos en los talleres) Lo más importante es la calidad del hierro. En este sentido, no he probado los japoneses, pero sí sus cuchillos!, y les tengo ganas. El Rubí de la foto es magnífico, especialmente si lo afilas con poco ángulo, para maderas blandas. Compré un garlopín Anant, la marca india copia de los Stanley y mucho más barata. No se ajusta demasiado bién y el hierro es un desastre. La marca puede servir para desbastar, pero lo suyo sería cambiarle la hoja. Las hay de alta calidad (y precio) como las Hock. Supongo que depende del trabajo que pretendas hacer. No sé si te he ayudado... me temo que no mucho. Si lo que tienes son ganas de comprarte una determinada herramienta de calidad, cosa que a mí me pasa a menudo, la única solución es hacerlo!!! El último capricho fue un bastrén Veritas de ángulo bajo, (por el precio de 5 de normales!)

Anónimo dijo...

Very best site. Keep working. Will return in the near future.
»