lunes, junio 26, 2006

Costillas: longitud


La longitud de las costillas se calcula directamente en su sitio. Hay quien propone fijar provisionalmente un listón de quilla, simular las costillas con hilo de cobre y cortar las verdaderas a la longitud de cada hilo. Yo he seguido el método groenlandés con las variaciones que propone Cunningham: se sitúa cada costilla horizontal sobre las bordas, directamente en su posición, y se le añade la anchura de dos manos a la de las bordas. Para simplificarlo se prepara una galga del tamaño correspondiente , que es la que se observa en la foto ya un tanto manoseada (se puede tomar la medida en la punta de los dedos, en la base, o donde parezca oportuno teniendo en cuenta que a menor longitud menor volumen final)
Normalmente se busca más volumen a proa y menos a popa, de manera que la embarcación tienda a levantar la proa y asentar la popa. Para conseguirlo la longitud que se añade es variable: toda la galga para la costilla de proa y 2/5 de la galga para la de popa. El resto se reparte proporcionalmente. Trabajando con milímetros es simple conseguir las marcas que se observan en el listón de galga. Los anglosajones, con su sistema imperial, tienden a recurrir al teorema de Tales y lo reparten con métodos geométricos.

3 comentarios:

San Martín dijo...

En primer lugar, quisiera felicitarle por su cuidado y detallista blog.
No se nada de qajacs, pero algo estudie en su momento -por acá donde vivo- sobre biología y arquitectura. Existe una idea, más o menos esbozada en algunos estudios antropológicos, que sostiene que el qajac es, originalmente, el cuerpo de un mamifero marino. Sería, como todas las herramientas primitivas, una analogía zoomórfica. El origen de las embarcaciones, antes que en el tronco hueco o los juncos tramados, es -según esta hipótesis- la carcasa de un animal marino. De ahí también lo atavico del qajac cómo embarcación y, quizás, el motivo por el cual ha hecho aflorar en Usted ese atavismo original al contemplar el estado de su magnifica obra.
Le dejo para usted - cuando finalice su trabajo, claro- especular sobre las analogías animales y su relación con el misticismo cristiano, zoomorfico, de la arquitectura de Gaudi.

Un saludo y que su nave llegue a buen puerto

Xevi dijo...

Esa misma teoría había oído yo de labios de un muy buen amigo, enormemente sabio, aunque quizás no le presté en su momento la debida atención. Tengo pendiente departir con él, y con Usted si le place, sobre los rituales de purificación del qajaq, entre los cuales el de la urinación no es de los menos sorprendentes. Tendré muy en cuenta sus finos comentarios y sus atrevidas propuestas que le agradezco.

Xevi

san martín dijo...

Efectivamente, como vos decís la orina se utilizaba para curtir las pieles, a falta de substancias vegetales cómo la corteza de castaño, por ejemplo. Especialmente importante era el posterior engrase de la piel del qajac con aceites de foca o cachalote, muy ricos en céridos que impermeabilizaban la embarcación y la hacian muy flexible y amoldable.
En las tierras áridas de la pampa todavía hoy se pueden encontrar viejos gauchos que curten la piel de potro con su propia orina. Sobre todo para confeccionar el bellisimo y muy personal 'tirador'.
Como vos insinuas,lo más interesante de la urinación, no es el curtido propiamente dicho, si no el ritual bautismal que supone orinarse sobre un objeto singular. Aunque, la purificación es un concepto ritual mucho más moderno, ajeno a las culturas primitivas cómo los inuits. Entre los quechuas peruanos existe aún el rito de que el padre se orine encima del recien nacido. Estos efectos bautismales de la orina cumplen una función sanitaría de suma importancia. La orina es un antiseptico y cicatriante conocido ya en el antiguo egipto, muy eficaz (a falta de otros medios) para prevenir infecciones, sobre todo en el cordón umbilical.
Si me permite cierta especulación, no en vano el champán frances usado en la botadura de los barcos recuerda vagamente el atavismo bautismal de la orina, aunque sólo sea por el color.
Agradecido por su respuesta, y sintiendo dejar esta interesante plática virtual -pero son casi las 7 de la tarde y debo atender ocupaciones familiares- reciba mis mas cordiales saludos.