jueves, junio 15, 2006

Business


Mi padre fue un excelente artesano y un pésimo empresario. Supo fundar y mantener una pequeña empresa, pero jamás ganó dinero. Todo el mundo loaba con razón su trabajo. Aprendí de él el amor por el trabajo bien hecho, a valorar las habilidades ajenas, a no hacer ostentación de las propias, a encarar con pasión cualquier tarea por humilde que fuera... mil cosas que me transmitió tácitamente, que calaron en mí observándole absorto en su trabajo. Me temo que también heredé su opinión, nunca manifiesta, de que ganar dinero con aquello que tanto le gustaba era poco menos que obsceno. Cuando regreso a mi pueblo de origen siempre hay alguien que me reconoce e invariablemente sentencia: "eres idéntico a tu padre". Yo invariablemente me pregunto cómo han podido saber de mis finanzas.
Cuando hace ahora un año y medio le mostraba a alguien entendido mi trabajo con las palas groenlandesas, me dijo "son muy bonitas, nunca vas a ganar dinero con esto". Yo nunca había tenido la intención de hacerlo, pero en aquel momento comprendí que podía llegar incluso a perderlo. Para evitar sangrar la economía familiar con mi afición, incapaz de entender cualquier noción contable, me impuse un sistema de contabilidad simple: coloco lo que gano en una caja y pago, al contado, con lo que de ella saco. En la foto se puede ver el estado actual de mi caja contable: una florida moneda de 5 pesos mejicanos que alguien me coló por una de dos euros.
Un qajaq no es un proyecto caro en materiales, quizás unos 300 euros, que son 300 más de los que dispongo en estos momentos. Tengo un encargo de dos palas groenlandesas. Cuando las termine y las cobre volveré a atender al qajaq. Estoy en ello.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Xavi. No te preocupes, pues por un lado, me consta que haces dos palas mientras en la cocina de tu casa acaban la tortilla de patatas(Para los ajenos a las palas, esto es una exageracion ehhhh) y por otro, asi tendras tiempo de limarte los dientes. La Semana que viene espero poder enviarte algunas fotos de Venecia y que con estas se te alarguen tanto como para poder ir limandotelos hasta que vuelvas a llenar esa caja(que es lo que todos estamos esperando).
Un abrazo.
blau

Xevi dijo...

Blau, con amigos como tú, no me hacen falta enemigos!

Un abrazo

Xevi

(por cierto, tu jefe ya sabe qué miras cuando deberías estar trabajando?)

Anónimo dijo...

NO, no lo sabe porque esta navegando entre canales en venecia para enviarte fotos y que te mueras de envidia.
¿... O ese era yo hace unos dias? Perdona ahora no estoy seguro, esta noche he dormido muy poco.
blau.

Hypokampito dijo...

Hola amigo, este post es el más noble que he leído en internet. Y mejor aún si viene de alguien que hace cosas tan hermosas y detalladas con un material noble de por sí, la madera. Supongo que este post ya es muy viejo (ahora estamos en 2010) pero estoy completamente seguro de que tu espíritu permanece intacto, es una de las cosas que seguramente te caracteriza tanto a vos como a tu padre :)

Abrazo y gracias por tanta generosidad, muchísimo he de aprender de tus posts. Un día tendré mi propio kayak y habré aportado belleza al mundo marino :)

Rodrigo