miércoles, octubre 22, 2008

Instrucciones para quien busque instrucciones. Y cierre definitivo.

Este blog no es un manual de construcción de qajaqs. ÉSTE  SÍ. Dos años después de dar por terminado el proyecto alapala y de decidir dejar de publicar entradas en el blog, este sitio sigue recibiendo un cierto número de visitas diarias. Supongo que andan buscando instrucciones para construir un qajaq. Si exploran las entradas antiguas, encontrarán muchas elucubraciones personales, algunas fotos que me gustan, el reflejo escrito de lo mucho que me divertí en su momento... un poco de todo, pero pocas instrucciones claras y precisas. 
Nunca pensé que recibiría tantas visitas. Suponía que los amigos lo seguirían, pero no que habría quien lo imprimiría y lo tendría como libro de cabecera en su propio proceso de construcción. El caso es que ha sido así para bastantes, cosa que me llena de orgullo y de espanto a la vez. El mérito principal se debe atribuir a la escasa documentación que existía en castellano sobre el tema en su momento. Afortunadamente las cosas han cambiado. Ahora existe un auténtico manual on-line, con el proceso claramente detallado, con multitud de fotos, gráficos... lo que habría soñado cualquiera hace unos años, lo que supongo que vienen a buscar aquí los escasos visitantes que quedan. Y todo ello de la mano de Paco García, conocedor del tema, artesano hábil y meticuloso, buen amigo y bellísima persona. Su blog, por si alguien se despista, AQUÍ.


No hay comentarios: